Fabes con Almejas y Gambas

  • Fabes con Almejas
    y Sepia

  • Fabes con Almejas
    y Centollo

  • Fabes con Almejas
    y Gambas

  • Fabes con Almejas
    y Calamares

  • Fabes con Almejas
    y Chipirones


  • "Fabes con Almejas y Gambas"

    Fabes con Almejas y Gambas



    Si estás preparando un almuerzo familiar o con los amigos, te animamos a que prepares estas riquísimas fabes con almejas y gambas, una receta para tener el éxito garantizado.

    Ingredientes:

    . Fabes, medio kilo
    . Gambas, una docena o más
    . Almejas, casi medio kilo
    . Dos dientes de ajo
    . Caldo de pescado
    . Vino blanco, un chorrito
    . Cebolla, 1 pequeña
    . Vino blanco, media copita
    . Aceite de oliva, un chorrito
    
    Preparación:

    El primer consejo que os damos antes de empezar estas fabes con almejas y gambas es poner las fabes en remojo en agua toda la noche anterior al día que vayas a cocinar esta receta para que se ablanden. Al día siguiente las sacamos del agua, las enjuagamos y escurrimos. Una vez escurridas las ponemos en una cazuela amplia y las cubrimos con el caldo de pescado. Preparar en casa un estupendo caldo de pescado es realmente fácil, se necesitan cabezas y espinas de pescado, algunas verduras y agua. A partir de estos ingredientes básicos hay quien incorpora algunas hierbas aromáticas o incluso vino blanco. Ponemos la cazuela a calentar a fuego medio, cuando el caldo se va calentando irá espumando, lo recomendable es retirarla con una espumadera hasta dejar la cazuela totalmente limpia.

    Mientras tenemos las fabes cociéndose en la cazuela, vamos a pelar la cebolla y los dientes de ajo y lo picamos todo muy fino. Agregamos todos los trocitos a la cazuela, regamos con el vino blanco y echamos un chorrito de aceite de oliva. El vino blanco siempre es el más recomendado a la hora de acompañar recetas de pescado, pero existen una gran variedad de este tipo de vino. Algunos de los más populares son el Auxerrois, el Chardonnay, el Chenin, el Pinot Blanc y el Sauvignion Blanc. Tapamos la cazuela y dejamos a fuego lento cocinando. Al cuarto de hora aproximadamente le echamos un poquito de azafrán y mantenemos a fuego lento al menos una hora y pico de tiempo. De vez en cuando debes remover las fabes, el caldo irá espesando poco a poco.

    Ahora vamos a ir lavando las gambas y les quitamos las patas. Ponemos las almejas en un bol cubiertas de agua y un poco de sal, las dejamos en remojo un buen rato para que suelten la arena. Es muy habitual que al comprar las almejas traigan algo de arena ya que se esconden en el fondo mientras viven. Las almejas son todo un manjar para aquellos que disfrutan comiendo marisco. Después las sacamos y las limpiamos bajo el agua del grifo.

    Una vez hayas dejado bien limpias las almejas, y a las fabes le queden muy poco tiempo para estar completamente cocidas, destapamos la cazuela y agregamos las almejas y las gambas. La cantidad de nutrientes que contienen las gambas es muy alta, entre las vitaminas podemos destacar las del grupo B; además las gambas son una gran fuente de proteínas, por cada 100 gramos de gambas obtenemos unos 20 de proteínas. Por último entre los minerales destacamos el hierro. Dejamos el tiempo necesario para que las almejas se abran y las gambas queden cocidas. Al apartar dejamos reposar unos minutos antes de servir estas fabes con almejas y gambas.