Fabes con Almejas y Centollo

  • Fabes con Almejas
    y Sepia

  • Fabes con Almejas
    y Centollo

  • Fabes con Almejas
    y Gambas

  • Fabes con Almejas
    y Calamares

  • Fabes con Almejas
    y Chipirones


  • "Fabes con Almejas y Centollo"

    Fabes con Almejas y Centollo



    Aprende a preparar una estupenda receta de fabes con almejas y centollo, una forma diferente de preparar las fabes para todos los aficionados a la cocina.

    Ingredientes:

    . Fabes, 500 gramos
    . Un centollo fresco
    . Ajo, un diente
    . Almejas, 250 gramos
    . 1 cebolla pequeña
    . Dos dientes de ajo
    . Aceite de oliva
    . Una hoja de laurel
    . Sal fina
    
    Preparación:

    Las fabes debemos ponerlas en remojo desde el día anterior a la preparación de este guiso de fabes con almejas y centollo. En nuestro país se conoce como centollo a una especie de cangrejos que tiene un tamaño muy grande. Los centollos se caracterizan por ser una especia migratoria. Al parecer pueden llegar a medir más de veinte centímetros. A la hora de ponernos manos a la obra lo primero que haremos será cocer el centollo en una olla cubierto completamente en agua. Dejamos cocer el tiempo necesario con el agua hirviendo para que esté en su punto, al terminar lo dejamos escurrir y enfriar aparte.

    Este mismo agua en el que hemos cocido el centollo podemos preparar un estupendo fumet de pescado, si no sabes bien cómo hacerlo o no tienes los medios necesarios puedes comprar algún caldo ya precocinado de los que venden en el supermercado. Un fumet es una especie de caldo blanco concentrado preparado con trozos de pescado y marisco, sin llegar a utilizar nunca las vísceras que pueden darle un sabor amargo al caldo. La palabra fumet proviene del francés. Si lo haces de forma casera al terminar lo dejamos enfriar un rato.

    Por otro lado vamos a preparar un sofrito en una cazuela con un poco de aceite. Pelamos y picamos la cebolla y los ajos, los echamos a la cazuela y cuando estén bien pochados agregamos las fabes y cubrimos todo con el caldo de pescado. Ahora vamos a pelar los dientes de ajo, algo que a veces no es lo más agradable porque al tocar los ajos con las manos se queda el olor pegado. Existen varios trucos para pelar los ajos sin tocarlos, utilizando un par de vasos o algunos utensilios específicos. Cuando el caldo empiece a hervir tapamos la cazuela y dejamos a fuego lento que las fabes se cuezan al menos un par de horas. Si el caldo se queda escaso añadimos un poco más de caldo.

    Cuando quede poco para que las fabes estén completamente cocidas, vamos a saltear las almejas en otra cazuela aparte para que se abran por completo. Las almejas están consideradas uno de los mariscos más ricos por todo el mundo, se consumen en todas partes. Además de su sabor, las almejas son una buena fuente de vitaminas del grupo B y de minerales como potasio, hierro o calcio. Una vez hechas las incorporamos a las fabes y también la carne del centollo. Removemos durante unos minutos para mezclar los sabores, rectificamos la sal y servimos en su punto.